Areas Verdes

Vaya al Contenido

Menu Principal

21072014_derrame_petroleo

Infórmate > Nacional

En una nota publicada por el Observatorio Petrolero, las comunidades denuncian que hasta hoy no tienen una respuesta oficial de Petroperú, entidad responsable del Oleoducto Norperuano, en cuya infraestructura de originó el derrame.

"Ha ido a fiscalizar la OEFA y no manifiestan cuánto han derramado de crudo, Petroperú tampoco manifiesta cuánto; ‘ignorantemente’ tenemos un cálculo mayor de 10 mil barriles de petróleo porque no han ubicado el mismo día que se ha dado la ruptura, los hermanos de las comunidades se han percatado cuando ya estaban bajando los pescados muertos”, señaló Alfonso López Tejada, presidente de la federación indígena Acodecospat.

Respuestas oficiales

Mediante una nota de prensa de Petroperú, indican que el 30 de junio detectaron una fuga de petróleo en el Oleoducto Norperuano y pusieron en marcha de inmediato "el plan de contingencia y acción con la instalación de barreras, controlando la fuga totalmente".

La empresa asegura que han inspeccionado la zona y no han encontrado petróleo ni en el río Cuninico ni en el río Marañón. Sin embargo, aducen que "debido a que el lugar es muy agreste y de abundante vegetación no ha sido posible determinar aun el volumen de crudo procedente de la fuga".

Por su parte, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA), que inspeccionando la zona, también señala que no ha encontrado presencia de petróleo crudo en el río Cuninico. Pero anota que a lo largo del ducto "se  observó la presencia de paños absorbentes y de algunos peces muertos, como el bagre (Galeichtys peruvianus) y la novia (Trachelypoterus galeatus)".

Asimismo, estima que el área impactada tiene una superficie, aproximadamente, de más de 2 hectáreas (20 000 m2). "Aún no se ha determinado  la cantidad de barriles derramados".
Sobre los trabajos de remeciación, la OEFA indica que han observado que Petroperú inició las siguientes acciones: la colocación de dos (2) tapones de contención para evitar que el hidrocarburo derramado fluya al río Cuninico, acciones  de recuperación del petróleo crudo, dotación de agua y alimentos a la comunidad nativa de Cuninico y el despliegue de personal para brindar atención médica.
Al respecto, Alfonso López afirma que las barreras que ha puesto Petroperú no son suficientes. “Que pongan barreras para que el negro del petróleo no siga bajando, no significa que controlen el aceite que se mezcla con el agua y que sigue  bajando”, dijo.
Asimismo, los comuneros de Santa Rita de Castilla, que se ubica a varias horas del derrame, aseguran que el agua del río presenta “brillos como de grasa”, que no es común en el Marañón. Asimismo, señalan que han aparecido  enfermedades a la piel que les genera preocupación.
Dos derrames en 15 días
Días antes del derrame en Cuninico, se originó otro en la misma Estación de Bombeo de Petroperú, la cual se ubica en territorio de la comunidad San José de Saramuro.
Según
ón de la OEFA, el  primer derrame ocurrió el 26 de junio, en la Estación 1 del oleoducto, a la altura de la válvula 58 de bombeo y el segundo, el 30 de junio, a la altura del cruce del Oleoducto Norperuano con el río Cuninico.
Al respecto, Petroperú señala que sólo hubo un derrame, el del 30 de junio. Aclara que "en el caso de la Estación 1 no se trató de una ruptura del ducto sino de trabajos de mantenimiento en los que estaba previsto el escurrimiento de crudo,  el cual fue confinado dentro de los planes establecidos para tal operación".
En diciembre de 2013 se inició la producción de petróleo pesado en el Lote 67 en el Napo, operado por la empresa Perenco. Esta producción es centralizada en la Estación 1, en Saramuro y luego es enviada a Talara vía el Oleoducto Norperuano.  Según se ha anunciado, en la zona del derrame el oleoducto estaría sumergido en agua, hecho que, evidenciaría una infracción vinculada a la instalación de infraestructura en la zona.

Regreso al contenido | Regreso al menu principal